Cicatrices rebeldes: tipos de cicatrices y tratamientos

Cicatrices rebeldes: tipos de cicatrices y tratamientos

El tratamiento de una cicatriz rebelde o anómala se realiza a través de la cirugía ambulatoria. En la Clínica Germanías contamos con una técnica innovadora y revolucionaria que permite corregir las cicatrices o queloides más rebeldes a través de la cirugía. Se trata de Queilofast, una rama de nuestra técnica cirufast. Cirugía rápida y ambulatoria.

Los diferentes tipos de cicatrices

Una cicatriz se forma cuando nace piel nueva sobre una herida. Al curar un corte, una quemadura, una llaga o cualquier otra herida se produce. Las cicatrices pueden surgir fruto de alguna intervención quirúrgica o por alguna lesión. Dependiendo de la forma, el tamaño y el color de la cicatriz podemos distinguir tres clases diferentes de cicatrices.

  • Las cicatrices queloides son aquellas que ocupan un área o superficies mayor a la lesión. Se producen, por ejemplo, tras la realización de una perforación o piercing. Suelen ser de tamaño medio.
  • Las cicatrices abultadas. Se trata de marcas llamadas hipertróficas que tienen volumen y se notan al tacto. Muchas personas tienen este tipo de cicatrices tras alguna intervención.
  • Las cicatrices atróficas. Estas son las más agradecidas. Son superficiales y muy poco visibles.

¿Qué son las cicatrices anómalas?

Las cicatrices abultadas o los queloides son cicatrices anómalas. Se suelen producir a causa de interrumpir el proceso de cicatrización natural de la piel. Se forman por interrumpir la formación del tejido conjuntivo. Las hipertróficas pueden darse a causa de quemaduras u otros daños en la piel. Suelen ser cicatrices bastante gruesas y con volumen que resultan poco estéticas. En el caso de los queloides las cicatrices se extienden más allá de el área afectada. Tienen más grosor y un tono rojizo. Pueden generar picor y dolor.

Para evitar este tipo de cicatrices se aconseja siempre el uso de geles o pomadas específicas para favorecer la cicatrización de heridas. De esta forma se puede evitar en gran medida la formación del tejido conjuntivo anómalo. No obstante conviene tener en cuenta que no se pueden usar hasta que se ha cerrado la herida y se han retirado los puntos. Hay geles especialmente indicados para cicatrices recientes y otros para el tratamiento de antiguas cicatrices.

El tratamiento de las cicatrices anómalas

En tratamiento Cirufast nos permite tratar las cicatrices anómalas gracias a la cirugía ambulatoria. En muchos casos un tratamiento adecuado puede reducir el tamaño y la forma de las cicatrices, ya que es habitual que se encuentren en zonas muy visibles del cuerpo.

Gracias a Queilofast podemos eliminar las cicatrices más rebeldes con cirugía ambulatoria. Es un tratamiento muy fácil y rápido. Además también es un tratamiento económico. Podrás decir adiós a tus cicatrices desde tan solo 100€. Si tienes más dudas ponte en contacto con nosotros. Desde la Clínica Germanías siempre estamos dispuestos a ayudarte y asesorarte.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comment:

Your name: